miércoles, 14 de enero de 2009

Sin nombre

El actor hondureño Edgar Flores junto a la actriz Paulina Gaitán en una de las escenas de Sin nombre. Fuente: laprensa.hn
Recuerdo que más o menos en junio de 2006, cuando trabajaba como promotor cultural en la oficina regional del Ministerio de Cultura en San Pedro Sula, recibí la visita de un tipo alto y con acento mexicano que desde un principio me sugirió la fantástica y extravagante idea de que pudiera ser Quentin Tarantino. Por supuesto que no era Tarantino, pero les aseguro que si hubieran sido ustedes quienes atendían a ese tipo alto que se presentó como cazatalentos de la productora Canana Films de México (la de Diego Luna y Gael García) y argumentó estar de visita en Honduras con la intención de hacer pequeñas pruebas de actuación a quienes quisieran participar en una película con el título Sin nombre y que sería dirigida por Cary Fukunaga, habrían tenido también la fantástica y extravagante idea que yo tuve.
Es que si conocieran al tipo (no recuerdo ahora su nombre; alguien, por favor, que me lo recuerde) y si alguna vez hubieran visto fotografías de Quentin, no se les habría ocurrido otra cosa, insisto.
En fin; el asunto es que en la película participarían personas que no necesariamente tuvieran experiencia actoral, y el requisito indispensable que Mr. Quentin expuso era que el físico de los actores debía ajustarse al perfil requerido para los personajes del film, cuyo tema era (es todavía, supongo) el viaje ilegal a Estados Unidos de un inmigrante hondureño en busca del sueño americano.
Minutos después Mario, que volvió a la oficina después de una reunión en la alcaldía, según me parece recordar, y yo acompañamos al Quentin mexicano a diario La Prensa para que ahí pudieran entrevistarlo y ayudarle en lo concerniente a una convocatoria libre para un casting. Mario llamó también a algunos amigos de la radio y otros medios de comunicación para que apoyaran la causa. La convocatoria fue un éxito.
Los siguientes días (incluidos un sábado y un domingo) la oficina de la Regional de Cultura se convirtió en un impovisado plató por el que desfilaron cientos de personas de todas las edades, entusiastas actores in fieri decididos a conquistar a aquel grandulón que elegiría, después de extenuantes jornadas, al futuro protagonista de la película, que sería rodada en México el 2008.
Pasaba el tiempo y el Quentin charro hacía castings en San Pedro Sula y en Tegucigalpa sin que encontrara a la persona idónea para encarnar a aquel sufrido inmigrante de su futura película. Pasó más tiempo aún y el asunto fue quedando poco a poco en el olvido.
Hoy, leo en La Prensa una nota: "Hondureño destaca en cine", como siempre cuando se trata de un compatriota haciendo buenas cosas fuera, llena de esas frases trilladas y generalmente mentirosas como "los catrachos sigue brillando con luz propia", o: "en nuestro país hay talento", y la mejor, la que tiene el récord de más veces pronunciada por los periodejos nacionales: "poniendo en alto el nombre de Honduras", en la que se informa que la película, efectivamente, empezó a rodarse en octubre en México y se estrenará en marzo, teniendo como protagonista a un joven de 18 años de nombre Edgar Flores.
Dice la nota:
Sin nombre es producida por Focus Features de EUA y Canana Films de México, la productora de Gael García y Diego Luna. "Estoy muy complacida al descubrir talento en Honduras", manifestó Amy Kaufman, productora de la película. En el equipo técnico también trabaja la hondureña Erika Archaga, quien ha sido contratada como entrenadora de diálogos. Esta joven de 16 años está a cargo de la importante tarea de entrenar en el "acento catracho" a los actores mexicanos que interpretan papeles de hondureños en la historia. Edgar y Erika viajaron a México en octubre pasado y las jornadas de rodaje iniciaron en el distrito federal con los decorados de Tegucigalpa reproducidos en locaciones de la ciudad mexicana. Actualmente el equipo se encuentra en la ciudad de Veracruz completando las últimas jornadas de rodaje. Edgar interpreta al personaje de Willy, protagonista del largometraje que relata el viaje hacia el norte de una familia hondureña y otros migrantes tras el "sueño americano" y que se enfrentan a las amenazas de los pandilleros de la mara salvatrucha.
Buena noticia entonces. Esperemos que a nuestro compatriota le vaya bien actuando y que la película resulte como todos deseamos.
Un dato sobre el director, Cary Fukunaga: en 2005 su cortometraje Victoria para Chino, recibió la Mención de Honor del Jurado del Festival de Sundance y fue galardonado además en el Woodstock Film Festival y el Austin Film Festival. El corto narra la historia de más de 80 inmigrantes indocumentados que cruzaron la frontera mexicana y entraron a Tejas en un camión refrigerado en donde una mezcla letal de calor y hacinamiento derivó en un desenlace trágico. La historia se basa en el peor caso de fallecimientos de inmigrantes en la historia de los Estados Unidos. Cuando los agentes de un coche patrulla hallaron un tráiler abandonado en Tejas, 17 personas ya habían fallecido, incluyendo un niño de cinco años junto a su padre. Esa misma tarde, dos pasajeros más fallecieron en el hospital. Los agentes del orden se pusieron inmediatamente a buscar a los responsables nada más encontrar el camión. Karla Patricia Chávez, presunta cabecilla de la banda de traficantes de inmigrantes, huyó a Honduras, su país natal, donde más tarde fue detenida. Se declaró culpable de todos los cargos. Toda la información aquí.
Votar esta anotación en Bitácoras.com

2 comentarios:

FusiOn! Team dijo...

Cumplir con el perfil de un Hondureño que se quiere ir mojado??? Por que les costo tanto encontrar a uno?...
Buen actor quizas.. pero si aqui somos expertos en todo, acaso no han escuchado dos compatriotas Hondureños hablando de sus habilidades jijiji
Danny C.

http://abebedorespgondufo.blogs.sapo.pt/ dijo...

Gostei tu blog.
Portugal